Experimentos fáciles para mostrar a tus hijos

La enseñanza de los hijos es sin duda un proceso emocionante, tanto para nosotros los padres como para los niños que van aprendiendo diferentes cosas nuevas que resultaran de utilidad para el resto de sus días. Por esta razón queremos presentar algunos experimentos simples que podemos hacer en casa sin mucho esfuerzo, para enseñar cosas nuevas a los más pequeños de casa.

Uno de los más sencillos es el del globo resistente al fuego, para ello necesitamos los siguientes materiales que es posible que ya tengan en casa: 2 globos, cerillas, una vela y agua. Debemos en primer lugar inflar el globo y acercarlo a la vela encendida, y mostrar a los niños que efectivamente, puede explotar si hace contacto con el fuego. Posteriormente usaremos el segundo globo, pero esta vez lo llenaremos de agua, al ponerlo cerca de la llama este no explotara.

La razón por la que sucede esto es que el agua que tiene el globo absorbe el calor y evita que el globo se caliente y explote.

Otro experimento simple es el del huevo que flota, para ello necesitaremos 2 vasos llenos de agua, 2 huevos comunes y sal. En el primer vaso colocaremos un huevo en el agua con cuidado, y de manera natural podremos observar como este se ira al fondo del vaso, ahora en el otro vaso de agua, echaremos de 4 a 5 cucharadas de sal y la removeremos, también esperaremos un poco quizás unos 2 o 3 minutos y posteriormente procederemos a colocar el huevo dentro del agua, como observaran, a diferencia del primero este comenzara a flotar.

Si te preguntas como es posible esto, es sencillo, todo es debido a la densidad del agua ya que la densidad media de un huevo es superior al agua en cambio el agua salada tiene mucha más densidad y por esta razón es que el huevo termina flotando cuando añadimos la sal al agua.

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *