Sobreviviente cuenta la masacre en Orlando

chica revela su experiencia tras los asesinatos que dejó Mateen

El domingo 12 de junio, un terrorista armado entró en club nocturno ubicado en Orlando,Florida a las 2 de la madrugada asesinando e hiriendo a más de 40 personas.  Omar Mateen era un estadounidense con padres de Afganistan, el hombre tenía 29 años cuando fue asesinado para detenerlo después de descargar su arma.

Omar Matee
Omar Matee

Patience Carter  de 20 años de edad se encontraba en esa noche divertida con dos amigos, contó este martes cómo el entretenimiento se convirtió en horror cuando uno de ellos fue asesinado.  Akyra Murray de 18, recibió los impactos de bala que también quitó la vida de 49 personas.

carter

La paciente reveló sus experiencias en una conferencia en el hospital en el que está internada. Dijo lo único que recordaba y que el terrorista le prometió que no dispararía a ninguna persona de color pues ellos ya tienen “bastante sufrimiento”. Este acto hay quienes lo consideran irónico ya que su ataque fue racista, por ser un club gay al cual arremetió.

Reza por Orlando
Reza por Orlando

Ella fue una de las victimas que intento refugiarse en el baño, mientras la paciente se escondía junto con sus amigos, fue herida en ambas piernas. Su compañera Akyra es considerada una de las chicas más jóvenes que fueron asesinadas.

Akyra
Akyra

Carter pensó que cuando escuchó los primeros disparos a las 2 de la mañana eran sonidos hechos por los propietarios del lugar para hacer que las personas salieran de sitio.  “pensé que el DJ estaba jugando con ruidos de armas, no creí que fuera una pistola real”, afirmó la estudiante de Philadelphia que resultó herida en las piernas.

Sin embargo, la joven no dudo en tirarse al piso, y mientras veía a algunos amigos yendo hacia la barra no se daba cuenta que estaba arrastrándose hacia la salida. Akyra la seguía pero decidieron regresar para buscar a Tiara. Una vez que se encontraron buscaron refugio en un baño acompañadas por un hombre.

club

Mateen los persiguió hasta el tocador y descargó su arma una vez adentro, sorprendiendo al hombre que se encontraba en la puerta. “estábamos discutiendo en el baño, gritando a todo pulmón”. recordó la sobreviviente. Cuando el asesino dejó de dispara y se fue, fue que la chica observó sus heridas y se fijó en que sus amigos estaban tiroteados también.

Afirmó haber escuchado una parte de la conversación que Mateen tuvo con la policía, explicando que  no quería que América siguiera bombardeando su país. Además pensó que moriría allí hasta que el grupo SWAT entró y sacaron a los demás por huecos que crearon en las paredes del local.

superviviente

Actualmente la joven está en recuperación en el hospital de Florida, al igual que muchos que pudieron sobrevivir a la masacre de Orlando.

 

 

 

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *